julio 13, 2024

Iniciativa de la Fundación Familias Primero convoca escolares y universitarios para apoyar la recuperación de aprendizajes de niños de sectores vulnerables

En respuesta a la urgente necesidad de abordar la recuperación de aprendizajes a nivel nacional, la Fundación Familias Primero está liderando dos innovadoras iniciativas que involucran de manera activa estudiantes universitarios y de colegios. La finalidad es aprovechar la fuerza movilizadora de los jóvenes para aportar soluciones prácticas y significativas en la actual coyuntura educativa del país.

El primer programa, denominado “Leer es Poderoso Misionero”, busca agregar valor a la capacidad ya instalada de las misiones que universidades y colegios realizan durante las vacaciones. La idea, es que los jóvenes voluntarios, además de propagar la fe y construir viviendas, también promuevan la lectura y el aprendizaje de los niños y niñas de las comunidades que se visitan.

Así, esta iniciativa ya tuvo su primera edición a inicios de este año, con la participación de más de 350 alumnos de 4 casas de estudios, entre colegios y universidades, beneficiando a más de 300 niños de 15 localidades de Chile.

Anne Traub, directora ejecutiva de la Fundación Familias Primero, destaca la importancia de la participación de los jóvenes en esta cruzada nacional por la recuperación de aprendizajes: «La elección de trabajar con jóvenes voluntarios se basa en la creencia de que los jóvenes tienen mucho que ofrecer y que, al involucrarlos en actividades significativas, se crea una dinámica en la que tanto los jóvenes como los niños se benefician y se fortalece la comunidad en general”, dice y añade: “hemos visto una receptividad positiva del programa, donde los jóvenes tienen la oportunidad de ser un aporte significativo a través de actividades como el refuerzo de lectura. Además, se da la posibilidad de establecer conexiones intergeneracionales, como asignar tutores mayores a niños más pequeños durante períodos específicos para fomentar la lectura y la vida comunitaria”.

Para las próximas vacaciones de invierno, el plan es reeditar esta iniciativa con una mayor cantidad de alumnos voluntarios, tanto de colegios como de universidades.

Escolares ayudan a sus pares

El segundo programa, denominado «Construyendo Futuros», consiste en la colaboración entre estudiantes de colegios particulares de Chile con niños y niñas que son parte de los programas de la Fundación Familias Primero.

La finalidad es que los primeros, como parte de sus actividades de colegio, puedan realizar aportes tangibles que faciliten el aprendizaje de los segundos.

Así, en esta primera versión del programa, 180 alumnos del Colegio Saint George, como parte de su curso de tecnología durante el año 2023, fabricaron muebles personalizados para los niños de la Fundación.

“Esta colaboración no sólo genera mejoras tangibles, sino también un vínculo único entre ambas generaciones, promoviendo el aprendizaje a través de la acción”, dice Anne Traub quien añade que el objetivo es repetir esta iniciativa durante 2024 con nuevos colegios.

Fundada en 2016 por la abogada Anne Traub y Matías Claro, la Fundación Familias Primero es el programa de sesiones personalizadas en primera infancia vulnerable más extenso de Chile. Con el objetivo de posicionar a la familia como el primer educador de sus hijos, la FFP ha llegado a más de 3 mil familias en 10 regiones a nivel nacional.

Editorial

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *